14/03/2009 Hall of fame: Lenny, Paracuellos-Segovia !!

Cronica escrita por Lenny, un comandero q se ha marcado 115km de ruta, desde Paracuellos a Segovia en solitario. Aupa!

Paracuellos de Jarama, Sábado 14
Hoy es el gran día, el momento de ponerme a prueba más que nunca. Me levanto de la cama a las 7:00, desayuno, me visto, repaso todo el equipo y a las 7:40 salgo de casa con mi bici y un objetivo: llegar a Segovia.
Lo bueno que tenía Paracuellos para esta ruta, es que desciende durante los primeros 5 kilómetros… un consuelo un poco tonto, porque se perfectamente que me voy a hartar de subir durante los siguientes 85. Aún así, sirve para ir calentando. Cruzo el río Jarama por la pasarela y recorro una pista junto al aeeropuerto de Barajas. Es impresionante ver los aviones despegar ahí al ladito. Sigo hacia el norte hasta pasar bajo la N-I y adentrarme en la zona del Soto de Viñuelas. Hace un día perfecto y todo va sobre ruedas (nunca mejor dicho). Pasaré junto a Tres Cantos, tras alcanzar el carril bici a la altura de la M-607, y poco más tarde volveré a pillar camino de tierra poco más adelante.
Dirección a Colmenar Viejo empieza lo gracioso. Tras desviarme del carril bici tengo una bajadita superchula a toda pastilla, y más tarde me hartaré de mojarme tras cruzar 5 o 6 veces el mismo riachuelo... Pero bueno, me divierto como un niño pequeño saltando sobre los charcos jeje. Parece que no, pero poco a poco voy ganando altura, pero en Colmenar aún tengo las piernas tan frescas como una rosa y subo las cuestecitas con ánimo.
Siguiente objetivo: Manzanares el Real. Este es de los pocos tramos que no había visto nunca. La ruta del GPS que estoy siguiendo (que debe tener su tiempo…) me dice que pase a través de una valla, pero vaya, me dejé las cizallas en casa… Por suerte un poco más adelante hay un boquete por el que, arrastrándome un poco, puedo pasar. Aquí empieza el Camino de Santiago madrileño, ruta que recorreré hasta llegar a la mismísima Segovia. Me encuentro con un tramo terrible. Pedruscos por todas partes, agua y hielo me hacen llevar el pie a tierra más de una vez, y algún tramo tengo que arrastrar la bici. Por suerte, antes de que me cabree de verdad, vuelven las pistas firmes y puedo volver a rodar a un ritmo más que bueno. Pero lo mejor de este tramo es sin duda el de bajada hasta Manzanares, a toda pastilla. Cruzo el pueblo hasta llegar al acceso a la Pedriza por el parking de Cantocochino, paso al lado y avanzo hacia el este dirección Navacerrada.
Aquí es donde empieza a aparecer el sufrimiento. Parece que no, pero a la altura de Mataelpino las piernas me empiezan a avisar “basta ya de subir macho!”. Pero aún queda subir hasta Navacerrada. Eso sí que es dolor. Las calles que atravieso en Navacerrada no sólo tienen pendientes descomunales, obra de algún ingeniero de caminos loco y despiadado, sino que para arreglar del todo el asunto oigo un ruido extraño al tomar una curva. Miro la rueda de adelante, y confirma mis peores temores, ¡pinchazo! Miro el reloj, el tiempo no está de mi parte. Más vale que me de prisa arreglando el pinchazo. Mientras estoy manos a la obra me llama Yeyo, que además de alegrarse por que llegase a Navacerrada me da ánimos, que siempre hacen mucha falta. Solucionado el problema tiro pa adelante. Con la tontería el parar a arreglar el pinchazo me ha devuelto fuerzas a las piernas. La ilusión me llegará de verdad cuando divise al fondo Cercedilla.
En Cercedilla, además de comprar un aquarius que buena falta hace, hago la típica llamada a casa para que sepan que sigo con vida. No tengo el cuerpo pa muchos trotes, y empiezo a meditar acerca de si seguir adelante o quedarme en Cercedilla. Ante la duda, sigo para adelante, a ver que tal pinta el camino. La subidilla empieza desde el propio pueblo por una carretera. No noto las piernas mal, así que con la tontería voy subiendo poco a poco. Me encuentro con un tío, que habla que parece el Neng, que se queda fascinado con que lleve un GPS en la bici “ostia colega, yo no sabía que habia esas cosas para la bici”. Le cuento que vengo de Madrid, que voy a Segovia, esas cosas que cuenta uno para dejar flipando a la gente jeje. Me alegro de que alguien sepa por qué sudo la gota gorda; por que los ciclistas y trekkinistas de la zona me miran como diciendo “mira este tío, que acaba de empezar la subida y ya va a ritmo de matao”. Por la zona abundan todo tipo de domingueros, coches aparcados en cualquier lado, y los niños pequeñazos que cruzan la carretera cuando les da la gana. Llego a la Calzada Romana. En su tiempo sería lo más, pero me cago en la leche, cómo esta ahora. Bajo de la bici, por que es imposible ir montado, y la arrastro arriba. Noto la cagada que he cometido cuando, mirando al otro lado del pequeño valle que hay a mi izquierda, veo una especie de carretera que va subiendo el puerto. “Por ahí deberia ir yo”, pienso, mientras me cago en to al avanzar como puedo por las piedras.
A mitad de camino paro y como unas barritas energéticas, bebo un poco de agua, y repaso un poco el tramo de ruta que me espera. Al terminar la calzada romana, me reincorporo en la bici y, magia, me noto como nuevo. La subida al puerto me resultará mucho, mucho más fácil de lo que esperaba. La pendiente es suave, y plato pequeño voy avanzando muy a gusto. Me hago alguna foto donde el reloj de sol y sigo hacia el puerto.
A estas alturas, ya empiezan a aparecer sospechosamente placas gigantescas de hielo y nieve que tengo que ir sorteando. La sorpresa más terrible, lo que verdaderamente convertirá la ruta en un infierno, es lo que encuentro más arriba. Nieve. Nieve por todas partes, es lo que me impide seguir montado en la bici a kilómetro y medio de la cima del puerto. Que asco, que desesperación. Arrastro la bici cómo puedo, mientras los pies se me van calando de nieve (mis zapatillas son un triste cacho de tela que se empapa a la mínima). Piso, los pies se hunden, la bici va cogiendo una capa de nieve considerable; y lo único que hago es maldecir con la mente y mirar el GPS para ver cuánto queda para el puerto.
Pero aún puede empeorar la cosa. Cuando estoy a medio kilómetro del puerto, me vuelvo a encontrar al tío que ví abajo, el del parecido razonable al Neng. Acaba de llegar al puerto, y me comenta que la cosa está imposible de nieve. Le cuento que yo tengo que bajar por la cara norte. “Imposible, imposible, es de locos, por ese lado no hay más que nieve”. Me despido, y comienzo a pensar seriamente en que lo más recomendable es dar media vuelta. Cómo estoy tan cerca del puerto, decido al menos llegar a la cima, así que sigo arrastrando la bici.
Arriba se confirman mis peores temores. Debería estar alegre, porque ya había completado todo lo que era “subir” en la ruta, pero me llena de rabia el sólo ver nieve donde quiera que mire. Llamo a José, un amigo de Segovia, con el que he compartido días de bici por esta misma zona, escaladas y trekkings como el del Mulhacén. Le comento cómo esta la cosa y le digo que no me espere, porque no voy a llegar. Luego llamo a mi padre, y le cuento también como esta la cosa. “Dios que rabia, he llegado hasta aquí y ahora me voy a tener que dar la vuelta, yo quiero seguir, pero la bajada por la cara norte puede ser un infierno… aunque querría intentarlo”,”Pues inténtalo”. Me quedo mirando un buen rato el sendero de bajada hacia Segovia. Sólo veo nieve por todas partes, y nadie que suba por esa parte.
A la mierda todo, si no lo intento nunca lo sabré. Agarro la bici y tiro hacia Segovia. Piso, el pie se hunde, la bici coge nieve,… Empiezo a estar hasta los mismísimos de tanta nieve, y eso que aún la cosa no estaba mal. Sigue pasando el rato, y cada vez la cosa está peor. Los pies se me hinchan y ni los siento. La bici parece que está disfrazada de Yeti. Y para colmo, hay mucha más nieve que en la cara sur, los pies se me hunden hasta los tobillos a cada paso.
Y entonces, por fin, encuentro vida. Cuatro tíos vestidos de alpinistas superpro están subiendo por el camino. Me miran cómo diciendo “Madre de Dioooos, ¿Qué hace ese tío con una bici y culotte corto?”. En cuento están a mi altura les pregunto “¿Cómo está la cosa más abajo?”. Opiniones para todos los gustos…. que si abajo mejora, que hay unos tramos muy malos, que si tal, que si cual. Les pregunto lo básico: ¿Llegaré aunque sea andando a la zona sin nieve a una hora razonable?. Parece que creen que si, es un alivio, sigo tirando para adelante. Aunque me lo hubiesen pintado infernal, darme la vuelta hubiese sido igual de terrible. Hay un tramo que pierdo un poco la orientación. El camino del GPS no se ve, sólo hay nieve. Sólo se que hay pasos en los que se hunde la pierna hasta la rodilla. Me vuelvo a cagar un poco en todo, vuelvo al camino correcto y mantengo la esperanza de que el tramo malo termine algún día. Después de una época que se me hizo eterna, terminará. Me topo al fin con una pradera verde. Aunque ya no me fio de nada, puede haber nieve en las sombras más abajo…
Pero no, de hecho la cosa mejora mucho. Encuentro una pista preciosa. Con pinos altisimos a ambos lados, y muy muy rápida. Así da gusto, o lo daría si no sintiese punzadas en los pies. Que dolor. Más adelante parare y me colocaré un poco los calcetines mojados y arrugados, e intentaré recuperar un poquito la sensibilidad de los pies. La cosa mejora, ya bajo más feliz. Y cuando todo parece que esta bien de nuevo, desconfía. No se si cada vez hay menos peregrinos, pero uno de los tramos del camino que me marca el GPS no existe. De hecho, donde debía haber camino, sólo hay una mata verde en toda la ladera de la montaña.
¿Un poco de Downhill? Tiro colina abajo con la bici. Tiene su punto eso de abrirse camino por la ladera, aunque con la emoción cojo velocidad y tengo algún susto. Pierdo un poco el control, pego frenazo, y cuando estoy casi parado salto y suelto la bici. Sigo entero, esto es como tirarse sobre una colcha de hierba verde. Replanteo la bajada haciendo zigzags para controlar más la bici. Lo del camino inexistente se repetirá valle abajo, pero finalmente encontraré una trialera bien chula.
Las piernas tan ricamente, pero la espalda me duele a cada bache. Mi consuelo es que ya diviso Segovia. Lo voy a conseguir. Cruzo las vías del AVE, y tras un buen rato de pisteo: Segovia. Son las 17:35.
Aviso a José, quedamos junto a su casa, y me doy un homenaje con un buen menú del Pans&Company. Llamo a mis padres y a Yeyo. Vamos al acueducto más tarde para hacer la foto de rigor. Charlamos un rato y pongo rumbo a la estación, sólo queda un tren a las 18:55 y el tiempo no corre de mi parte.
Ya sólo queda el rollazo del viaje de vuelta en tren. Yo estoy contentísimo, muy orgulloso de lo que he hecho y de cómo he aguantado. Han salido 115 Km., que pasada, no me lo creo. Repaso todos los sitios por los que he pasado y me sigue sorprendiendo que esa misma mañana saliese por la puerta de mi casa con la bici. Ha sido sin duda la ruta más increíble que he hecho jamás, y a nivel deportivo no creo que hiciese nada comparable antes. Cómo me alegro de haber seguido cuando todo indicaba que me debía dar la vuelta en el puerto de Navafría. Pasé un tramo duro por esa decisión, pero no me hubiera perdonado dar la vuelta, y el llegar a donde quería llegar pese a todo… muy ogulloso, esa es la sensación que tengo. Nunca hay que rendirse.

Os dejo un buen puñado de fotos de la ruta en mi Picassa http://picasaweb.google.com/lennyclimb/ParacuellosSegovia115Km#
La pimera foto es del amanecer y la última del atardecer. Han sido 10 horas de aventura. Menudo día. Y son las 00:36 y aquí sigo escribiendo… Y por poco salgo de bares, menos mal que me replanteo las cosas jeje.
Lo dicho chicos, muchas gracias a todos por vuestro apoyo. Espero que disfruteis de rutas tan increíbles como esta, es toda una experiencia. ¡Aupa Comando!

Wikiloc de la ruta http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=321157

No hay comentarios:

Mas info

¿QUIERES VENIR CON NOSOTROS? Aqui tienes toda la informacion

Estatutos del Comando A_Remolque

Estas son unas pequeñas líneas, las cuales marcarán el buen hacer del grupo antes, durante y despues de las rutas.

1 - Se habrirá en post en el "ForoMTB y en el Blog" con dos rutas a elegir para realizar el siguiente domingo. El miercoles se elegira una ruta de mutuo acuerdo y se colocará como ruta a realizar.

2 - Se establece, salvo que se acuerde lo contrario, que el horario de la salida sean las "9:00h". A esa hora se estará ya dando pedales.

3 - Se darán "5 minutos de cortesia" para aquellos que hayan confirmado su asistencia.

4 - Se confirmará la asitencia a la ruta, bien en el listado del ForoMTB, en Blog o en ambos.

5 - Si se confirma la asistencia, pero si surge algun problema, se enviara un mensaje SMS a "2" miembros del Comando que hayan confirmado su asistencia, para que el resto del grupo no este esperando.

6 - Todo el mundo llevará en la agenda de su móvil un contacto marcado como "CASA" o "AA Nombre"(siendo este el primero de la agenda) o en su defecto un papel en el que indique el nº y persona al que llamar en caso de emergencia.

7 - Queda totalmente prohibido realizar rutas en la zona de Tres Cantos y alrededorres si "Juanpem" no puede asistir a estas.

Para cualquier modificación de este nuestro estatuto, poneros en contacto con Torresaltas, Yeyo o Juanpem.

Consejos para Ciclistas

.-LO MAS FUNDAMENTAL: ERES CICLISTA A TODAS HORAS! NO SOLO ENCIMA DE LA BICI.
Eso significa:
** que debes hacer sentadillas->te pone los cuadriceps como una moto, y ayuda bastante. No necesitas pesas, con tu propio peso vale.
** que te tienes que cuidar con las comidas->hay que perder kilos. 2 kilos de peso extra en la bici se notan un mogollon.
** que debes aprender a respirar->respira por una pajita, aspiracion, mantienes 3 o 4 segundos, expiras. Despacito. Ejercitas los musculos respiratorios y esto funciona! yo lo he hecho y ya no me ahogo tanto. Mira las instrucciones de este aparato, que es lo mismo: http://www.eolosweb.com/
** Cuantas veces te levantas de la silla al dia? pues prueba a levantarte sin apoyar los brazos. Eso te pone los cuadriceps a tono.
** No te olvides del pecho. A hacer flexiones!! como en la mili. Al subir cuestas te agarras al manillar como un cabron y tiras de pectoral. Hay que trabajarlo.
** como dice JuanPem: Hay que aprender a sufrir. Eso significa que a la primera que te sofoques y te duelan las patas, aguanta un poquito mas, hasta que no puedas mas. No por nada dicen que esto es el deporte mas duro. Yo antes me paraba en cuanto veia una cuesta. No habia dado una pedalada y ya me habia derrotado. Hay que aprender a sufrir y tirar p'alante. A eso me a ayudado mucho el comando. Cuando sales solo te vienes abajo mas facilmente. Reflexiona sobre esto, que es muy importante. Ejemplo: Pues la cuesta de Ajalvir del otro dia... ¿crees que no me acojoné? pues claro, como todos, pero hay que intentarlo! y mas en nuestro comando, que nos esperamos todos. O la marcha de Colmenar? tu crees que este Yeyo que suscribe no estaba todo acojonao? pero mas me acojona pensar que ni siquiera lo he intentado. Es una filosofia de vida, los ciclistas somos de otra madera.
** de correr no hablamos, pero tambien estaria bien.
** rodillos o estatica: Lo que sea, pero eso tambien ayuda, media hora todos los dias. Eso da fuelle y fondo. Y no es excusa, tu la flaca ya la tienes. O el carril bici de Miramadrid, pero hay que salir al menos en dias alternos.
** Animate tu solo. Lleva una hoja de calculo con los kilometros, flexiones, sentadillas, respiraciones, todo lo que hagas. Te ayudará a motivarte o detectar dias inactivos. Yo la tengo! 2288 sentadillas en lo que llevamos de año. 20km de carrera a pie (poquito)... 1258 km en mtb 322km de bici estatica.
** la bici es potencia y velocidad. No te olvides de las dos. Significa que hay que entrenar cuestas, pero tambien hay que llanear a toda leche. Si no, subiras bien, pero en un llano quedarás atras axfisiao. Subete la cuesta de la bola con la mtb. Y llanea a plato grande con la flaca por Miramadrid. En resumen, si te fijas, se trata de la cruda realidad:
SALIR SOLAMENTE EL DOMINGO NO BASTA. HAY QUE HACER ALGO DURANTE LA SEMANA PORQUE SI NO NO SE AVANZA.